Sitio Arqueológico Takalik Abaj busca distinción

Retalhuleu, Guatemalatakalik_sitio_arqueologico12

Una comisión de expertas guatemaltecas viaja hoy a la sede del Fondo de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco), en París, Francia, para promover que el sitio arqueológico Takalik Abaj, en Retalhuleu, sea incluido en la lista del patrimonio cultural de la humanidad.

Guías del parque Takalik Abaj dirigen los recorridos para explicar a visitantes el significado de las estructuras y monumentos del sitio.

Decenas de visitantes llegan a diario al parque arqueológico Takalik Abaj, en Retalhuleu.

La comisión está integrada por la viceministra de Patrimonio Cultural y Natural, María Chang, y la arqueóloga Christa Schieber, quien trabaja en ese parque arqueológico desde hace 27 años.

Schieber y Chang dictarán conferencias en la sede de la Unesco y en la Universidad de La Sorbona sobre Takalik Abaj. Además, se reunirán con integrantes del Fondo para ofrecer información detallada sobre el parque.izapa.st.11

Schieber detalló que presentarán el borrador de un documento, que es la base de la propuesta. “Es un formulario de preguntas que se responden con mucho detalle en el formato que tiene establecido la Unesco para las nominaciones”, explicó.

Agregó que trabajan desde hace dos años en la propuesta. “Hay que hacer un buen trabajo, y lo bueno cuesta”, recalcó.

En cuanto a la importancia de Takalik Abaj, expresó que radica en su historia, pues fue una ciudad que perteneció a una liga eminentemente comercial que intercambiaba mercancías a lo largo del litoral del Pacífico, lo que le permitió conocer y negociar con numerosas culturas distantes.

Transición

La arqueóloga indicó que en los restos de este sitio queda evidencia de la hegemonía olmeca, más o menos en el año 800 a. C. Sin embargo, dijo, los hallazgos muestran que para el 400 a. C. esta civilización empezó a declinar, lo que coincide con el florecimiento de los mayas.

“Este fenómeno de la historia mesoamericana se aprecia en Takalik Abaj”, refirió Schieber.

Lo precioso de este sitio es que uno puede ver este cambio, pero también cómo la cultura olmeca, originaria de la costa del Golfo de México, no se extingue sino que se adapta, lo que se aprecia en la elaboración de nuevos conceptos.

Además de estructuras, estatuas y estelas, en el parque se han encontrado joyas, como la colección de cabezas en miniatura de jadeíta, que es la más grande de su tipo que data del período preclásico.

También se hallaron en Takalik Abaj dos entierros reales; el primero en el 2002 y el otro, en el 2012. Uno de estos pertenece al primero de los gobernantes mayas, y en él hay pruebas de los primeros pasos hacia el surgimiento de esta civilización.

Chang expuso que se trata de la segunda vez que se presentará la propuesta, pues el trabajo en la Unesco es bastante cuidadoso
y, por ello, lento.

Cada vez que se presenta una propuesta, los expertos de la ONU revisan los valores excepcionales y las características únicas de la candidata y qué la hace tener un perfil universal, explicó.
POR ROLANDO MIRANDA Y LEONEL SIÓN / RETALHULEU

Proceso de nominación

Para reconocer un sitio como patrimonio, la Unesco establece un proceso de cinco fases.

Primero se incluye el sitio en la lista tentativa, que consiste en que el gobierno del país que presenta la propuesta entregue un inventario del lugar.

Luego se hace un archivo exhaustivo —con documentación y mapas—, que es revisado por el Comité de la Herencia Universal.

Dos equipos de asesores son delegados para hacer la evaluación física y cultural de los sitios propuestos e informan sobre ello al Comité de Herencia Universal. Un tercer grupo evalúa la conservación
de los sitios.

Una vez es nominado y evaluado el lugar, el Comité de la Herencia Universal decide, una vez por año, qué sitios deben ser incluidos en la lista. Este Comité está formado por representantes de 21 países miembros.

La reunión de este año se celebró en Qatar. Para que sea incluido un sitio debe ser de excepcional valor y con característica única y universal, además de presentar al menos uno de los 10 criterios
que exige el Comité.

Patrimonio

Takalik Abaja sería el cuarto sitio de patrimonio tangible de la humanidad en el país, pues ya fueron reconocidos Tikal, Antigua Guatemala y Quiriguá. Como patrimonio intangible han sido reconocidas las danzas Rabinal Achí y Paach.

Prensa Libre/Rolando Miranda.

¿Qué Opinas?

Comentarios

Related posts